Aperturas


Publicado el 5 de septiembre de 2017 por Nora Coss en Dramaturgia.

Aperturas
Descargar PDF Descargar en versión PDF
Share Button

Extracto

Nota al director/lector: Los personajes pueden jugar a que el pasado no existe, pero de ninguna manera lo ignoran.

I.

CONTADOR: ¿Cafecito?

ARQUITECTO: (Exhausto, hiperventila.)

CONTADOR: Respire/

ARQUITECTO: No puedo/

CONTADOR: Respire/

ARQUITECTO: No hay aire/

CONTADOR: Míreme/

ARQUITECTO: Ya no puedo/

CONTADOR: Voltee/

ARQUITECTO: ¡No hay aire! ¡No hay Sol! ¡¿Qué hora es, por Dios?!/

CONTADOR: Arquitecto/

ARQUITECTO: No puedo ni una vuelta más, no puedo ni una vuelta más/

CONTADOR: Pero si sólo es un café/

ARQUITECTO: ¡La gente puede morir tomando café!

CONTADOR: ¿Por qué piensa usted eso?

ARQUITECTO: Voy a renunciar. No. Me van a correr. ¡Usted! ¡Usted va a renunciar! ¡Yo lo voy a correr!

CONTADOR: ¿Con azúcar, su café? Yo tomo el café sin azúcar. Y con crema.

ARQUITECTO: Puta madre, no puedo una vuelta más, juro que no puedo/

CONTADOR: Relájese, Arquitecto… que esto apenas va empezando.

II.

CONTADOR: ¿Cafecito?

ARQUITECTO: …

CONTADOR: ¿Cafécito?

Pausa.

ARQUITECTO: No, gracias.

CONTADOR: ¿Crema?

ARQUITECTO: No… gracias.

CONTADOR: Yo tomo americano, ¿usted?

ARQUITECTO: Agua, por favor.

CONTADOR: Mi padre murió tomando una taza de café. Estábamos platicando, no recuerdo bien cuál era el tema, estaba muy alterado. Mi padre era una persona temperamental, ¿usted es temperamental, Arquitecto?

ARQUITECTO: Con hielos, por favor.

CONTADOR: Hablábamos de… no recuerdo, pero se enojó y murió. Con una taza de café.

ARQUITECTO: Dígame, Contador. ¿De qué quiere hablar?

CONTADOR: Estoy preocupado por usted.

ARQUITECTO: ¿Qué le preocupa?

CONTADOR: Su salud, por supuesto.

ARQUITECTO: Estoy bien, atendiéndome.

CONTADOR: Eso me han dicho.

ARQUITECTO: Me estoy atendiendo, Contador.

CONTADOR: Tres veces por semana, por lo que entiendo.

Pausa.

CONTADOR: Dije que tres veces por semana/

ARQUITECTO: El Doctor así me lo ha pedido.

CONTADOR: Y no dudo de esto, Arquitecto.

ARQUITECTO: ¿Y por qué necesitan esas constancias de mi Doctor?

CONTADOR: Entiendo que es un hospital del Estado donde usted consulta/

ARQUITECTO: Entiende bien, Contador.

CONTADOR: Pero deben tener algún otro documento/

ARQUITECTO: Mis recetas/

CONTADOR: Más formal, Arquitecto.

ARQUITECTO: Desconocía que su preocupación llegara a ser una desconfianza/

CONTADOR: Al contrario. Es para continuar con su fama.

ARQUITECTO: Le comenté en su momento al Ingeniero que era imposible contar con algún documento oficial cómo lo solicitan, lo único que me pueden proveer en este Hospital son estas recetas que ya se han hecho llegar a todos los interesados/

CONTADOR: ¿Me puede recordar cuando empezó su tratamiento?

ARQUITECTO: Le voy a aceptar ese café, si no es molestia… Contador.

III.

CONTADOR: ¿Cafecito?

ARQUITECTO: Agradezco su tiempo, Contador.

CONTADOR: Al contrario, yo a usted le agradezco su disposición, Arquitecto.

ARQUITECTO: ¿Qué le parece esta hora del día? ¿Maravillosa, no lo cree?

CONTADOR: Supongo.

ARQUITECTO: ¿Sabe qué hora es/?

CONTADOR: Supongo que es una hora maravillosa, Arquitecto.

ARQUITECTO: Detrás de esas persianas, me imagino que la gente va, corre, camina, conversa, pide un taxi, se amarran sus agujetas / más bien, dejan de andar, dejan de correr, dejan de caminar, de conversar, de pedir su taxi y entonces, se amarran sus agujetas/

CONTADOR: Que imaginación la suya, Arquitecto.

ARQUITECTO: Antes que nada, quiero aclarar que ese presupuesto, el que se menciona en el correo como “no rentable”, fue debatido en su momento con el Ingeniero.

CONTADOR: Perdón, Arquitecto, usted comprenderá que estoy dedicado totalmente al área de Recursos Humanos y desconozco un poco la operación del día a día.

ARQUITECTO: No se cobró lo que se vendió. Eso es lo que quiero decirle.

CONTADOR: Entonces, ¿le sirvo café?

ARQUITECTO: Por favor.

CONTADOR: ¿Crema? ¿Azúcar?

ARQUITECTO: Como usted lo tome, está bien.

CONTADOR: ¿Me decía?

ARQUITECTO: Ese proyecto no se valoró como debió/

CONTADOR: ¿Usted está en re-ingeniría de procesos, verdad… Arquitecto?

ARQUITECTO: Sí/

CONTADOR: Usted se encarga de/

ARQUITECTO: Reingeniería, Contador/

CONTADOR: Estos términos de ahora, usted disculpe, tan modernos/

ARQUITECTO: Yo hice/

CONTADOR: Y en reingeniría de procesos, ¿se hacen presupuestos? No sé, yo pensaría que su área tiene que ver con procesos, no con presupuestos, ¿eso no es un tema/

ARQUITECTO: ¡El Sol ha de brillar allá afuera, Contador!

CONTADOR: Quiero entender. Perdón. Quiero entender.

ARQUITECTO: Este caso fue particular.

CONTADOR: Lo dice porque usted trajo la cuenta/ Bueno, eso dice/

ARQUITECTO: Es MI cuenta/

CONTADOR: Esa cuenta se le asignó a usted, pero no quiere decir que/

ARQUITECTO: Naturalmente, porque yo la traje/

CONTADOR: Pero yo recuerdo que hubo un / no me gusta la palabra, pero no encuentro otra: “disturbio”/

ARQUITECTO: Un malentendido/

CONTADOR: El Ejecutivo alegó que esa cuenta era de él, pero usted la ingresó en el Sistema como si fuera suya/

ARQUITECTO: Un malentendido/

CONTADOR: Y se atendió en su momento, no le recrimino esto.

ARQUITECTO: ¿No?

CONTADOR: Me preocupa su actitud, Arquitecto.

ARQUITECTO: Mi actitud se debe traducir en responsabilidad hacia esta Empresa/

CONTADOR: Y usted es muy responsable mandando correos alegando que la cuenta/

ARQUITECTO: Mi cuenta/

CONTADORA: Que LA cuenta no es rentable, pero lo hace con toda una actitud, Contador…errores cometemos todos, para eso se trabaja, se asignan horas para arreglar los errores de la mejor manera, pero ese correo… realmente deja mucho qué desear / y no sólo eso, me copió a mí, a los Ejecutivos, a los Auxiliares, vaya, incluso a la Licenciada. ¿Usted piensa que eso es responsable? ¿Señalar los errores de sus superiores antes de atenderlos/?

ARQUITECTO: El Ingeniero no escucha mis consejos.

CONTADOR: ¿Y por qué será eso?

ARQUITECTO: Esa relación/

CONTADOR: ¡Relación! ¡Buena palabra!

ARQUITECTO: ¡El Ingeniero no está dispuesto a mejorarla!

CONTADOR: ¿Y qué hace usted por/?

ARQUITECTO: Intento/

CONTADOR: Confianza, Arquitecto, y usted la perdió/

ARQUITECTO: He intentado/

CONTADOR: ¿Y nosotros? ¿Hemos “intentado” depositarle su quincena mes con mes, durante 8 años ya?

ARQUITECTO: Es un contrato, Contador. Mis servicios por un pago puntual y entero.

CONTADOR: ¿Entonces sus servicios son “intentos”? ¿Así se “traduce” usted?

 Texto completo en www.dramaturgiamexicana.com
Share Button
Descargar PDF Descargar en versión PDF
Nubecita-1Nora Coss es dramaturga, directora escénica, guionista y narradora. Originaria de Sabinas, Coahuila (1982). Licenciada en Mercadotecnia por el ITESM Campus Monterrey. Egresada del diplomado de Formación Literaria de la Escuela Mexicana de Escritores. Becaria de CONARTE y del FONECA en la categoría de Puestas en escena (2005 y 2009). Becaria del PECDA (Coahuila) en la categoría de Jóvenes Creadores en el área de Dramaturgia (2012-2013) y en la categoría de Creadores con Trayectoria (2016-2017), becaria del FONCA en la categoría de Jóvenes Creadores en el área de Dramaturgia (2013-2014). Su más reciente publicación fue Aperturas dentro la Antología de Dramaturgia Mexicana Contemporánea de la editorial Paso de Gato, y su más reciente montaje fue su obra Forever young, never alone en el Foro Shakespeare, en la ciudad de México.